Cuentos y analogías

Etapas naturales de la vida

En la etapa postnatal y en el despetar de la vida, las crias se dan cuenta de que los adultos que se encargan de su cuidado le transmiten sensaciones Pajaritos en el nido agradables y vitales. Ejemplo del pajarito que está en su nido desde que nace hasta que comienza a tener control de su cuerpo. Un pajarito con pocas plumas, feo y torpe; que necesita el cuidado de los demás. Para él no hay unos seres mejores que sus padres, que los cuidan, los alimentan, los protegen, etc.

Llega la etapa de que el pajarito ya ha crecido: le han salido casi todas las plumas, tiene más fuerza y más dominio de sí mismo. Ya no necesita tanto a sus progenitores. Casi les molesta su presencia, porque va llegando el momento de que quiere hacer las cosas por sí mismo. Se va superando creyendo que es superior a sus padres. Comienza a aprender y adquirir experiencia: no obedece a sus padres, quiere valerse por sí mismo porque posee la vitalidad de la Pajaritos jóvenes juventud y aprende a base de sobresaltos y golpes. Esto equivaldría a la etapa de la juventud.

Llega la adultez y gracias a los instintos de supervivencia y la experiencia, llega a irse dominando más y conseguir mayores logros: vuela más tiempo y más alto, se alimenta por sí mismo, aprende a defenderse. Es un ave adulta en la plenitud de su vitalidad. Todavía vive situaciones que le hacen fracasar e ir aprendiendo. Esto representaría al ser humano en su madurez. Águila adulta

Y llega la edad de la vejez donde los miembros de la manada se encargan de la seguridad y cuidado de los miembros más débiles y viejos. Y esto debería ser la etapa de la vejez en el ser humano.

Como se puede comprobar las etapas de la vida son muy semejantes en los habitats de los seres racionales (razón) y los irracionales (instinto). Por lo que podemos deducir que los sucesos que se producen en nuestras vidas son propios de la naturaleza y necesarios para nuestro desarrollo integral.

El cachorro juguetón

Como el cachorro que se dedica la mayor parte del tiempo, a través del juego con sus hermanos o progenitores, aprende y adquiere los recursos que necesitará cuando sea adulto. Pajaritos en el nido Podemos comparar dicho comportamiento con el de los niños cuando despiertan al mundo real y comienzan su trayectoria vital.

Pajaritos jóvenes

La Cueva de Platón

La metáfora de "la cueva", que escribió el gran filósofo Platón, se refiere a que el ser humano se desarrolla allí donde habita. Si el lugar es un espejismo o sueño acaba por creerselo y después costarle mucho aceptar la realidad de las cosas.

Ya lo explicaré con más detalles.

El espectador positivo

Vamos a imaginar que nuestra mente es una sala de cine, que la película son los sucesos y acontecimientos que se producen en nuestra vida. Que la sala tiene capacidad para albergar a espectadores diversos (espectadores que corresponderían a nuestros pensamientos), de los cuales de nosotros dependería la selección de los mismos. Y, además, hay un acomodador que se encarga de colocar a los espectadores en un cierto orden y en vigilar el comportamiento de los mismos.

Primero, para seleccionar con acierto a los buenos espectadores (positivos), tendríamos que adquirir unos conocimientos del tipo de espectadores que quieren acceder a la sala y, para ello, el primordial que nos conozcamos a nosotros mismos.

Los espectadores pueden acceder a la sala a través de las puertas de los sentidos, unos creados por nosotos mismos y otros que nos vendrán del exterior a tavés de nuestras vivencias. Entrarán espectadores que ayuden a la comprensión de la película de la vida y otros que, al contrario, dificulten la visualización de la misma. De nuestra sabiduría, adquirida por la experiencia, dependerá convencerlos por medios razonables de que si colaboran disfrutarán más de la película y estarán satisfechos; mejor que estar solo pendientes de criticas subjetivas, que les produce incomodidad y angustia.

De todo esto depende que la película de nuestra vida sea una obra maestra, aunque no reciba ningún premio, porque los premios son los resultados de un trabajo bien hecho. Pajaritos en el nido

RECIBIR NOVEDADES:

Noticias Reivital