El potencial de la mente

Albert Einstein decía que solo aprovechamos el 10% de nuestro potencial mental. Cuando Einstein dice esto es porque se puede sacar más partido a nuestras facultades mentales. Así que vamos a investigar a ver cuáles son los medios o recursos que necesitamos para poner a trabajar eficazmente a nuestra mente.

Nuestra mente es como un ordenador que necesita un buen hardware y un buen sofware para que pueda responder a las necesidades que se puedan ir presentando. El hardware podría corresponder a una buena forma física y el software a los programas o utilidades que nos pueden resultar útiles para alcanzar objetivos o para solucionar problemas.

Para emprender un camino es conveniente saber a dónde conduce y cómo hay que recorrerlo. Cuando averiguamos que el destino es interesante para nuestra vida y aprendemos cómo hay que recorrerlo, nuestra voluntad se ve espoleada por los beneficios y se motiva para emprender esta magnífica aventura. Hasta que no estemos convencidos de que los resultados de nuestro esfuerzo merecen la pena, no se activarán nuestro interés ni nuestra atención en su consecución. Composición del cerebro

Es indispensable reconocer que hay cosas en nuestros pensamientos y comportamientos que deberíamos de evitar. Porque es evidente que a todos nos ocurre. Unos pensamientos o actitudes nocivos nos incapacitan para un desarrollo armonioso de nuestra personalidad. El vivir con miedo, con dudas, con complejos, traumas y prejuicios dificulta nuestro desarrollo personal y nuestras relaciones.

Cuidar la mente

Las decisiones importantes no se pueden improvisar; hay que pensarlas bien y llevarlas a cabo de manera inteligente y gradual.

Para cambiar nuestra mentalidad primero tendríamos que saber cómo somos y porqué actuamos como lo hacemos normalmente.

Aquí encontrarás una pequeña ayuda para comenzar a conocer los diferentes tipos de caracteres que la ciencia acepta como buenos y que te servirán para averiguar con qué tipo nos identificamos más. A partir de aquí ya podemos profundizar más sobre el carácter que mejor nos representa y así podremos aprovechar y potenciar las ventajas, e intentar mejorar o superar los nconvenientes.

Tenemos que convencernos de que somos los dueños de nuestra mente y de nuestras decisiones, y que según sean éstas dependerá nuestro futuro.

Si dejamos que nuestra mente vaya por libre y se detenga en sueños, ilusiones o deseos insensatos, los efectos en nuestra vida no serán simpre los más adecuados. Así que es mejor planificar un objetivo realista y posible, así como los medios que vamos a necesitar para conseguirlo. Sin detenernos en distracciones o deseos que se oponen a la consecución de nuestros ideales. Hombre pensante

La mente se rige por el principio de supervivencia: selecciona y toma lo que necesita o rechaza lo que no le sirve para su fin.

Lo racional y lo emocional caminan cogidos de la mano. Por ejemplo, las partes del cerebro más vinculadas con las emociones son las que fijan los objetivos a conseguir, con planes de acción basados en la lógica; pero los factores emocionales pueden distorsionar el plan adoptado.

Todas estas reacciones internas son interpretadas por el yo personal, recurriendo de forma mecánica al historial de experiencias vividas por si ya existe o, si la información o experiencia es nueva, la procesa y la guarda en su biografía para posteriores consultas.

La información recibida por el individuo es procesada por la mente, la cual va construyendo sus estructuras a lo largo del proceso de maduración mental que dura toda la vida. Sin embargo, factores genéticos, nutricionales y ambientales tienen un papel esencial en el desarrollo biológico del cerebro y con él su capacidad de procesar información tanto a nível inconsciente como subconsciente.

Es importante conocer cómo funciona la mente y cómo se la puede controlar hasta cierto punto.

Analogía pensamiento positivo

RECIBIR NOVEDADES:

Noticias Reivital