Tipos de carácter

El carácter se refiere a las características adquiridas durante nuestro desarrollo educativo y supone cierto grado de conformidad con las normas sociales.

Se utilizan tres propiedades, cada una formada por un par de valores, para formar los diferentes tipos de carácter:

Según la combinación de estos valores los caracteres puede ser: nervioso, sentimental, colérico, apasionado, sanguíneo, flemático, amorfo y apático.

Una clasificación como esta constituye una buena base para la educación. Debe verse como un punto de referencia y una ayuda más, no como un fin en sí misma, ya que de lo contrario se corre el riesgo de etiquetar y perder la objetividad.

Todos los caracteres contienen unos puntos fuertes y otros débiles.

Las características de cada carácter en particular son las que más se repiten en cada tipo. Pero puede darse el caso de que unos tipos de caracteres contengan características de otros, no quedando muy definidos.

El ideal de carácter sería el término medio de los tres elementos que lo condicionan: emoción, actividad y reacción. Procurando no dejarse arrastrar hacia los extremos, ni por exceso ni por defecto. Para lograrlo son necesarios la determinación, el esfuerzo y la paciencia, aprovechando los recursos que tenemos para ayudarnos. Si somos constantes, no tardarán en llegar los resultados.

El Nervioso (E, nA, P)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Se trata de una persona extrovertida, generosa, sociable y cariñosa. Es inconstante, variable y amante de la novedad. Le cuesta dominar las impresiones debido a su débil voluntad, la cual le empuja al desorden y la indisciplina.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas...

Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos
El Sentimental (E, nA, S)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Es introvertido. Muy sensible, tímido, indeciso y pesimista; busca el aislamiento y la soledad; susceptible, rencoroso y difícil de reconciliar; se desmoraliza fácilmente; lento en el trabajo, sobre todo para los nuevos y prolongados; sin embargo, trabaja con interés, orden y método y le gusta hacer las cosas bien.

La inteligencia

Tiene poca tensión. Está centrada preferentemente en los objetos, por lo que puede considerarse como de tipo concreto. Tiene baja aptitud para comprensión, la lógica y la abstracción. En consecuencia, manifiesta poca facilidad para las ciencias abstractas y técnicas.

Tiene buenas aptitudes para los trabajos relacionados con sus intereses afectivos: historia (evocación del pasado), redacción... También en las tareas que exigen aplicación y método: ortografía, escritura, idiomas...

Por el contrario, tiene dificultad para la aritmética y las ciencias físicas debido a que exigen un esfuerzo prolongado; requieren capacidad de abstracción; y de observación (está más centrado en sí mismo que en la realidad externa).

Cómo mejorar
  • Fomentar la confianza en sí mismo
  • Valorar los pequeños éxitos y restar importancia a los fracasos (son oportunidades para aprender)
  • Ver el lado positivo de todas las cosas para ser más optimista
  • Seguir un orden lógico en el razonamiento para extraer alguna consecuencia
  • Fomentar la participación en trabajos en equipo
El Colérico (E, A, P)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Es extrovertido. Está siempre ocupado en cualquier actividad y haciendo proyectos, pero es irregular y poco disciplinado en la realización de los mismos. Le gusta embarcarse continuamente en tareas nuevas y dejarlas sin acabar. Sin embargo, a causa de su impulsividad, improvisan, se precipitan, despilfarran su energía y caen en la dispersión. Muchos planes quedan abandonados cuando aparece algún obstáculo. Prefiere el trabajo individual.

La inteligencia

Posee mucha tensión. Inclinada por el carácter hacia lo concreto,

lo inmediato, lo imaginativo y lo técnico. Es una inteligencia práctica que comprende con rapidez y demuestra capacidad de improvisacion. Su principal limitación reside en la dificultad para el pensamiento abstracto y, en general, para las cuestiones teóricas.

Sus intereses intelectuales se centran en los problemas de la vida concreta: positivos, sociales y políticos.

Cómo mejorar el carácter
  • Planificar cada tarea antes de iniciarla
  • Exigirse trabajar con orden
  • Centrarse en una sola actividad cada vez
  • Terminar todo lo que se empieza
  • No admitirse la chapucería
  • Elaborar y seguir un plan de trabajo y un horario
  • Controlar el cumplimiento de lo programado
  • Partir siempre de cuestiones concretas y actuales
El Apasionado (E, A, S) – Extravertido
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Extrovertido; disperso y variable; inconstante; amante de la novedad; impresionable; desordenado e indisciplinado; voluntad débil para gestionar las impresiones; generoso, sociable y cariñoso.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Hay que subrayar que se encuentra muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas... Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar el carácter
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos
El Sanguíneo (nE, A, P) – Extravertido
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Extrovertido; disperso y variable; inconstante; amante de la novedad; impresionable; desordenado e indisciplinado; voluntad débil para gestionar las impresiones; generoso, sociable y cariñoso.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Hay que subrayar que se encuentra muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas... Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar el carácter
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos
El Flemático (nE, A, S)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Extrovertido; disperso y variable; inconstante; amante de la novedad; impresionable; desordenado e indisciplinado; voluntad débil para gestionar las impresiones; generoso, sociable y cariñoso.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Hay que subrayar que se encuentra muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas... Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar el carácter
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos
El Amorfo (nE, nA, P)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Extrovertido; disperso y variable; inconstante; amante de la novedad; impresionable; desordenado e indisciplinado; voluntad débil para gestionar las impresiones; generoso, sociable y cariñoso.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Hay que subrayar que se encuentra muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas... Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar el carácter
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos
El Apático (nE, nA, S)
Carácter Nervioso
Rasgos generales

Extrovertido; disperso y variable; inconstante; amante de la novedad; impresionable; desordenado e indisciplinado; voluntad débil para gestionar las impresiones; generoso, sociable y cariñoso.

La inteligencia

Es de tipo artístico, es decir, opera con imágenes. Destaca por la concepción rápida, la imaginación viva y la expresión espontánea. Hay que subrayar que se encuentra muy perjudicada por la inestabilidad del carácter. Está mal dotada para la comprensión, la memorización, la abstracción y el razonamiento lógico.

Prefiere las materias “emotivas”: idiomas, geografía, historia... En cambio, rehúye las “frías”: matemáticas, ciencias físicas... Sus intereses intelectuales se inclinan algo hacia cuestiones sociales o religiosas.

Cómo mejorar el carácter
  • Disciplina
  • Concentración
  • Organización (horario o agenda)
  • Evitar la precipitación
  • Terminar las distintas tareas
  • Control y corrección de lo inadecuado
  • Metas asequibles relacionadas entre sí y de dificultad progresiva
  • Ir renovando los intereses de vez en cuando, para acostumbrarse a los cambios o imprevistos

RECIBIR NOVEDADES:

Noticias Reivital